Menú

Vuelos domesticos - Polonia

Polonia

  • Poznan
  • Lublin
  • Bydgoszcz
  • Szczecin
  • Rzeszow
  • Información general

    Idioma oficial: Polaco
    Zona horaria: UTC+2 (verano), UTC+1 (invierno)
    Moneda: Złoty (PLN)

  • La ciudad de los gobernantes

    En la Catedral y Basílica de San Pedro y San Pablo puedes visitar las tumbas simbólicas de los primeros dirigentes de Polonia, el príncipe Mieszko I y el rey Boleslay I el Bravo.

  • Una feria medieval

    Durante la época medieval, en el mercado, en lugar de casas, había coloridos puestos donde se vendían pescados ahumados o en salazón, velas y otros objetos útiles para la gente de aquel tiempo.

  • El Museo de Cruasán

    Un lugar donde puedes aprender el dialecto de Poznan, ver con tus propios ojos cómo se hornean los Saint Martin Croissants (Rogale en polaco) y, en resumidas cuentas, conocer la historia de la ciudad. Diversión para niños y adultos.

¿Qué vale la pena ver en Poznan?

Poznan -una de las ciudades más antiguas de Polonia- se encuentra en la parte oeste del país, en la región llamada Gran Polonia. Investigaciones arqueológicas muestran que los primeros pobladores de esta zona llegaron en el Paleolítico. Todo lo que sabemos de ellos es que eran cazadores de renos.

Los primeros colonos aparecieron en esta tierra entre el siglo V y VI A.C. Los historiadores afirman que pudo ser en Poznan donde se instauró el cristianismo en Polonia en el año 966. Antes de eso, los eslavos habían dejado algunas famosas tradiciones polacas como pintar huevos, cantar villancicos o la limpieza de primavera, aunque hoy en día se tengan únicamente por costumbres cristianas.

El símbolo más famoso de Poznan son los dos machos cabríos que se pelean cada mediodía en la torre del Ayuntamiento. Aparecieron por primera vez en 1551. Otras estampa característica de la ciudad son las casas que aparecen aquí y allá cubiertas con fachadas multicolores con diseños artísticos. 

En Poznan también se puede encontrar el castillo más joven de Europa, el Castillo Imperial, construido en 1910 por el rey de Prusia, Guillermo II. Adolf Hitler quiso convertir este lugar en su cuartel general, así que en 1939 se iniciaron los trabajos de renovación. Muchas habitaciones fueron redecoradas y vieron modificadas sus funciones. El castillo está abierto para los visitantes día y noche. El Palacio Gorka, una residencia para nobles del Renacimiento, actualmente acoge el Museo Arqueológico. Por aquel entonces, contaba con un estanque para peces en la azotea. 

Después de hacer turismo todo el día puedes darte un respiro en el Parque Cytadela. Entre los árboles y las zonas verdes encontrarás muros de fortalezas, cementerios, un monumento en honor a los soldados que lucharon por Poznan en 1945 o el Museo de Armaduras, que se ubica en los restos del Fort Winiary, construido en el siglo XIX.

Si deseas probar cocina polaca tradicional, vale la pena visitar el restaurante Wiejskie Jadlo. En el menú puedes encontrar dumpling polacos, sopa de pan y centeno ácido, carne rellena de col o pato con manzanas. Una experiencia que te hará viajar en el tiempo es la del café Proletaryat. Está diseñado al estilo comunista, y sirve alcohol y comida típica de aquella etapa, como arenques, pepinos encurtidos, o pan con manteca de cerdo.

Aerolíneas populares en la ruta Polonia - Polonia